Efecto Rebote

miércoles, mayo 14, 2014

image-9

Hola a todas!!!

Estoy muy contenta con todas vosotras, muchas gracias por los numerosos mails agradeciendo los consejos, las pautas y la forma de explicados todo. Me hace muy feliz saber que mis consejos os ayudan y os funcionan.

Muchas de vosotras me habéis preguntado que si estas pautas producen efecto rebote o que si los productos que os voy recomendando tienen efecto rebote. El tan temido efecto rebote en realidad no existe, son como los cocodrilos de las alcantarillas de Nueva York, un mito.

Cuando la gente se pone a dieta básicamente hace lo que os he explicado en algún otro post y que a más de una os sonará familiar, quitan comida. Vamos a hacer la siguiente reflexión, todas sabemos que la comida nos aporta los nutrientes vitales que nuestro cuerpo necesita para funcionar al 100%, además la comida tiene calorías. Cuando la gente hace dieta su objetivo es bajar la ingesta calórica, es decir, consumir menos calorías y lo que hacen es quitar comida. Y aquí está el secreto, si quitamos comida, por supuesto bajamos la ingesta de calorías, pero también consumimos y aportamos menos nutrientes al cuerpo, a nuestro organismo.

¿Qué provoca que nuestro organismo tenga menos nutrientes de los que necesita? • Nuestro cuerpo no obtiene lo que necesita para llevar a cabo las funciones mínimas y necesarias por lo que es probable que os encontréis cansadas, con cambios de humor, se os caiga el pelo, la piel esté más flácida, menos luminosa, que os salgan granitos o por el contrario que tengáis la piel más seca. • Tenemos los famosos picos de glucosa, ¿no os pasa que de repente a media mañana o antes de cenar os dan ganas de comer l o que sea? ese picoteo insaciable de repente o que vais a la nevera y abrís la puerta, miráis dentro y pensáis: tengo hambre pero no se de que… • El día a día se hace muy monótono, casi todos los días se come verdura al vapor, ensalada y pollo a la plancha. Y eso hace que la ansiedad aumente, pues siempre nos apetece más lo que nos prohiben. • Por último, llega un momento en el que la gente se estanca y por mucho que haga no pierde esos últimos 4, 5 o 6 kilos.

Esto es debido a que el cuerpo entra en “modo alerta”, retiene un mínimo de grasa en el cuerpo ya que como no obtiene los nutrientes que necesita almacena algo de grasa como reserva. Si combinamos esos cuatro factores (ansiedad, hambre, aburrimiento y desesperación por no perder los últimos kilos), el resultado es que la dieta se deja antes de tiempo y cuando se deja las ganas de comer y la ansiedad es tal que la gente se venga de la comida y acaba comiendo más que antes y de manera más deshordenada.

Esa es la razón numero uno del temido “efecto rebote”, comer más de la cuenta, con ansiedad y de manera desordenada después de una dieta. La razón número dos es que después de llegar al peso que la gente desea, no conservan los nuevos hábitos saludables, porque normalmente no son sostenibles en el tiempo y vuelven a los hábitos habituales que les han llevado a estar en un peso incorrecto. Pensarlo bien, si se vuelve a hacer lo que nos ha llevado a estar con sobre peso o en una situación no deseada lo logico es volver a estar de esa manera.

Por ello en mi opinión, el “efecto rebote” no existe, lo que existe es que se retoman los viejos hábitos en lugar de conservar los nuevos y adecuados. Así que los objetivos de las pautas diarias que vamos poniendo en el blog son evitar esas razones que hagan que dejemos una dieta y volvamos a los viejos malos hábitos. Primero aportar al cuerpo todo lo que necesita en cada momento, segundo evitar esos picos de azúcar comiendo cinco veces o seis al día y evitando azucares e hidratos refinados, el tercero es no prohibir tajantemente ningún alimento y el cuarto no sucede gracias a que evitamos el primero, al darle al cuerpo lo que necesita el cuerpo no tiene a almacenar, al contrario, se relaja y no solo quema lo que le damos si no que además consume las reservas pues ya no le hacen falta. Así que no temáis el efecto rebote con estas pautas ni con los suplementos que se recomiendan, el objetivo es que cambiéis vuestros hábitos para que sean sanos y los mantengáis en el tiempo. Vamos con las recomendaciones para los siguientes dos días:

DIA 22

DESAYUNO

– Podemos repetir alguno de los desayuno, de las cosas que tengáis en casa y queráis ir consumiendo.

SNACK DE MEDIA MAÑANA

• Una mandarina • 5 almendras • Infusión termogenica con aloe concentrado

COMIDA

– Ensalada de pasta integral con espárragos verdes salteados, queso bajo en grasa, y pavo con vinagreta de aceite, vinagre y mostaza MERIENDA – Rebanada de pan integral con queso de burgos y una cucharada de sirope de agave CENA – Salmón al horno con verduras, lo podéis hacer en papillote por ejemplo.

DIA 23

DESAYUNO

– Tazón de leche vegetal, con muesli sin azucar, preferiblemente de herbolario ya que son mas naturales sin azucares añadidos ni químicos por el procesamiento. • Una pieza de fruta. •

SNACK DE MEDIA MAÑANA

• Un yogur • 5 almendras • Infusión termogenica con aloe concentrado

COMIDA

• Ensalada de quinoa mezclada con una lata de atún natural, zanahoria, pepino y alinada con aceite y limón.

MERIENDA

• Una zanahoria lavada o pelada • 4 nueces

CENA

– 2 rollitos de tostas tipo las de las quesadillas o fajias (si la encontrais integrales mejor) con pepino, zanahoria, huevo duro y humus.

Feliz miércoles!!! Podéis consultarme cualquier duda en nutricionybellezaideal@gmail.com

Post escrito por Andrea Cañas, editado por 1sillaparamibolso

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies