El próximo 31 de Marzo…

jueves, marzo 28, 2019

Con el cambio de Horario de Verano, vienen más horas de sol, y eso hace que nuestra melatonina disminuya y tengamos la sensación de sueño un poco más tarde… Pero mientras nos habituamos al nuevo horario, pasamos dos o tres días un poco descolocadas. Puede que nos sintamos más cansadas, fatigadas y hasta un poquito irritables… ¿Por qué? Porque además de dormirnos más tarde, nos levantamos una hora antes, con lo que nuestras horas efectivas de descanso se reducen.

¿Qué podemos hacer para sentirnos mejor?

Una buena idea es intentar irnos un poco antes a la cama, aunque no sintamos sueño, habiendo hecho con anterioridad una rutina de relajación:

  1. Un baño con agua tibia ayuda a relajar los músculos del cuerpo y a aliviar el cansancio. Si puedes, evita lavarte el pelo de noche puesto que no es aconsejable dormir con el cabello húmedo. Esto implicaría tener que secarlo y romperías con la rutina de relajación.
  2. Utiliza ropa de dormir cómoda, sin nada que te moleste, roce o incomode.
  3. Siéntate sobre la cama con los pies descalzos y cruza las piernas. Mantén la espalda recta y coloca tus manos sobre las rodillas. Cierra los ojos y haz una inspiración profunda durante 8 segundos. Luego mantén el aire adentro durante siete segundos, y lentamente expulsa todo el aire durante 8 segundo más. Intenta mantener la mente despejada y repite esto 4 veces.
  4. Acuéstate en una posición cómoda. Siente como todos tus músculos se van relajando y concéntrate en tu respiración. Inclusive puedes pensar en un lugar que te guste mucho como el campo, un lago, el mar… Intenta escuchar lo que hay allí, sentir sus olores, sonidos… Antes de que te des cuenta, estarás dormida.

Verás cómo amaneces de mejor humor y dispuesta a disfrutar de esta nueva temporada, porque si hay algo bueno que tiene la luz del sol, son todos los beneficios para tu cuerpo:

Los rayos solares ayudan tanto al acné como a la disminución de la psoriasis y aunque no lo creas, también ayudan a metabolizar las grasas… Esto junto a una rutina suave de ejercicios contribuye a que estés en forma y tu piel tenga un mejor aspecto.

El sol se encarga de activar tu vitamina D, imprescindible para tus huesos, músculos y dientes. Pero toma precauciones… no te expongas al sol entre las 10 y las 4 de la tarde ya que es cuando más intensidad tienen sus rayos solares.

Como estamos acabando la temporada de invierno, tu piel está más sensible, por lo que utiliza un protector solar con un factor de protección alto, y ve disminuyéndolo paulatinamente… así lograrás tener la piel preparada para el verano, y sobre todo para…

¡Lucir un diseño como éste!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies